C/ Velázquez, 55 - 1ª Planta. Madrid
91 576 05 08

Odontología estética - Tratamientos restauradores estéticos

Nuestros tratamientos
  • Carillas directas y restauraciones estéticas (diseño de sonrisa)

    Consiste en la aplicación de una capa de material estético restaurador en la superficie de los dientes para corregir el color y la forma. El tratamiento generalmente no requiere anestesia y suele realizarse en una sesión.

    Los “empastes blancos” se componen de resina, un material sintético que endurece tras la aplicación de una luz halógena. Los avances tecnológicos en el mundo de la odontología han progresado de tal forma que, hoy en día, es posible reconstruir dientes anteriores (de canino a canino) y empastar molares sin que nadie note la diferencia con un diente íntegro. Gracias a los materiales y nuevas técnicas de las que se dispone en la actualidad, se pueden realizar de forma fiable (estética y funcionalmente) empastes y reconstrucciones inapreciables a la vista.

  • ¿Cuándo están indicados?

    Sus indicaciones son amplias. Pueden emplearse en cualquier diente, desde empastar caries pequeñas hasta reconstruir dientes parcialmente destruidos. Este tipo de tratamiento solamente está contraindicado de forma estricta cuando vayan a realizarse reconstrucciones en dientes frontales en pacientes que tienen los dientes muy desgastados por el rechinamiento.

  • ¿Cuál es su duración?

    La duración media de estos empastes es variable en función de los hábitos del paciente. La vida media de este tipo de empastes suele ser de unos 10 años. Si bien pueden durar mucho más tiempo, es recomendable acudir una vez al año a revisiones para vigilarlos. En el momento en que uno de estos empastes parezca deteriorado, oscurecido o produzca molestias, debemos pensar en sustituirlo por uno nuevo.

    Los empastes blancos están confeccionados con resina compuesta y sirven para obturar las cavidades de la misma manera que los empastes plateados de amalgama. Sin embargo, los empastes blancos se hacen coincidir con el color de sus dientes y son casi invisibles. Los empastes del color del diente se han popularizado cada vez más con los años. Como aumentó la disponibilidad de los empastes blancos y se han difundido los peligros posibles asociados con los empastes de amalgama, más y más pacientes están solicitando que sus cavidades se obturen con bellos empastes blancos, del color del diente.